Marketing promocional

Las oscilaciones del negocio a lo largo del año generan la necesidad de realizar acciones que mantengan al cliente cerca. Hoy en día, es común observar gran cantidad de estrategias promocionales. Un aspecto negativo este punto es la falta de creatividad existente.

Una estrategia promocional para ser exitosa requiere:

  • Una propuesta que sea considerada atractiva por el cliente.
  • Innovación y sorpresa.
  • Un aspecto diferencial que solo podrá ser adquirido por un tiempo limitado.

Antes de realizar una estrategia promocional es necesario plantearse los objetivos generales que se desean alcanzar con dicha acción.

Algunos objetivos generales de las acciones promocionales:

  • Fortalecernos frente a la competencia.
  • Incentivar el consumo.
  • Atraer nuevos clientes.
  • Fidelzar a los clientes actuales.
  • Estimular a consumir más de los mismo o a probar nuevos productos y/o servicios.
  • Dar a conocer un producto y/o servicio nuevo.

Importante:

Una acción promocional debe estar pensada y tener un seguimiento de sus resultados (cuántos llamaron o ingresaron), desde el momento que es comunicada al mercado objetivo hasta su finalización. Esto es fundamental para medir si la propuesta fue adecuada, si la difusión desarrollada fue efectiva, si la inversión fue bien implementada, etc., sino termina siendo una acción aislada y no cuantificada.