MARKETING MOVIL

La gente cada vez dedica más tiempo a usar el móvil; hasta el punto que los hábitos de compra y venta se han transformado a partir de la relación del marketing con los dispositivos móviles. Se trata de un medio para la comunicación con un crecimiento vertiginoso, ya que para finales de 2012 y principios de 2013, se estima que el número de usuarios que accederá a Internet desde el móvil superará a los que lo harán desde ordenadores de sobremesa.

Los diferentes productos con Internet móvil están en boga; además, 9 de cada 10 anunciantes que prueban el marketing móvil repiten.

Además, las particularidades de los móviles están basadas en la segmentación, la medición de la respuesta y en la creación de una publicidad de más valor gracias a un mensaje personalizado en contenido y contexto.

La publicidad tradicional no se está perdiendo, pero crea más interés y curiosidad la interactiva por la innovación que supone tanto su formato como sus creatividades.

También que destacar que los sms sirven como medio para realizar test, comprar o vender, así como para realizar juegos y actividades de entretenimiento para entretener al público y hacer que interactúe.

Pero como todos sabemos los mensajes de texto han dejado paso a chats instantáneos como Wasshup. Este tipo de herramientas se han creado también para comunicarse a través de bluetooth, e-mail y el marketing o páginas web.

No hay que olvidar los Codigos BIDI, códigos inteligentes, pues pueden transmitir mensajes a los usuarios en tiempo real; además, se les puede cambiar la URL de destino tantas veces como se desee y así dar mensajes nuevos tantas veces como se quiera.

Las campañas clave son las basadas en el envío de mensajes o mails porque el 86% de la gente estaría dispuesta a recibir publicidad en el móvil, a un 88% de la población le gustaría recibir cupones para canjear en los puntos de venta.

Esto se puede llevar a cabo por la gran calidad que los nuevos dispositivos están desarrollando, dejando las campañas de Marketing de hace 4 meses, en la mayoría de los casos, desfasada.