Marketing directo

El marketing directo postal, también conocido como “mailing” o correo directo a través del servicio postal tradicional, es un medio óptimo para la comunicación con los diferentes clientes o prospectos de nuestra empresa.

¿Por qué estamos tan seguros? Aquí expondré 5 razones:

Es personal, con el marketing directo puedes dirigirte a tus clientes o prospectos por su nombre, hablarles de forma individual, apelar a sus intereses, únicos y exclusivos de cada uno de ellos. De esta forma perciben que entendemos sus necesidades y es más factible que nos respondan.

Es tangible, el marketing directo permite poner en las manos de tu cliente o prospecto tu mensaje. Con un mensaje adecuado, puedes hacer que este sea de verdad relevante, incorporando elementos que involucren a los clientes, como folletos con cupones descuento, o simplemente productos útiles como calendarios, blocks de notas etc…

Te permite segmentar una BBDD, donde quieran que estén nuestros clientes o en la búsqueda de los nuevos, el marketing directo es una herramienta fundamental, puesto que podemos focalizar nuestros impactos. Ya sea un grupo pequeño o grande al que nos queramos dirigir, mediante la segmentación previa de la BBDD podemos intuir quien de ellos son “más receptivos” a nuestra oferta, con lo cual consigues rentabilizar tu inversión al máximo.

Es flexible, una campaña de marketing directo 100% personalizada se puede diseñar a medida de cualquier comunicación, ya sea una revista con un cupón, postal, un periódico con un encarte… El caso es que actualmente, con las tecnologías de impresión que existen, esto se puede conseguir. No nos limitemos a pensar en una carta y un sobre para una campaña de marketing directo, hoy las posibilidades son infinitas. Además podemos enriquecer nuestras comunicaciones desarrollando elementos online como PURL`s para contestar a alguna encuesta/sorteo/evento, marketing viral, SMS, ampliar nuestra BBDD, etc…

Es medible, bajo mi punto de vista realmente podemos saber cuál es nuestro ROI, aspecto importantísimo en estos tiempos de crisis donde los presupuestos se miden por resultados.

El marketing directo, bien utilizado, con buenas BBDD, buenas creatividades, calidad en los materiales, calidad en la impresión, en el envío, y apoyado por los nuevos canales de comunicación, es un medio poderoso.